Razón y emoción maternasMercedes Rozas

El arte, en determinadas acepciones iconográficas, ha sido utilizado para de algún modo poder racionalizar el sentimiento de la muerte, gracias a que tiene la capacidad de retener el recuerdo en imágenes. Es esa “eternidad congelada” la que aflora en las metáforas de las vanitas clásicas, representadas con flores mustias, piezas de fruta estropeada o, en la más evidente, la de la calavera. Pero es desde el nacimiento de la fotografía en donde ese potencial interviene con más intensidad, quizá porque dicha práctica ayuda a proyectar sin el artificio y retórica de la pintura barroca una realidad más cercana. Roland Barthes ya advirtió en uno de sus ensayos que la fotografía venía a ser como un cordón umbilical que “une el cuerpo de la cosa fotografiada a la mirada de quien la contempla”.

Beatriz Ruibal perdió a su madre hace poco menos de año y medio y, con las heridas sin cicatrizar, ha querido perpetuar su ausencia en una serie de fotos y vídeos, construidos en ese difícil filo del abismo emocional, que la artista intenta neutralizar para narrar desde una cierta distancia, algo que no siempre es posible. La emoción y la razón se empeñan en permanecer unidas, mientras la autora recorre paso a paso la soledad del domicilio familiar o mientras impacta contra la pantalla y de manera continuada, en un flash-back repetitivo, el retrato materno.

El espectador se encuentra ante la reproducción de objetos, tomados en primeros planos, enfocados por una luz directa, aislados, retratados individualmente encima de una mesa, encajados en una estantería, aparentemente olvidados sobre una mesilla de noche… cercados en una ambiente general de tensión que delata un escenario complejo. Una cama, una silla, una barra de labios, un frasco de colonia o un collar de perlas nos aproximan a la historia que hay detrás. Frases sueltas, bordadas con el fin de no desvanecerse nunca, completan ese haz de sentimientos que Beatriz Ruibal logra transmitir y que acaban por dar significado a la muerte a través de la evocación fotográfica.

La voz de Galicia
25 de junio del 2012

 

Desarrollado por Diseño Activo